Las 5 malas decisiones al montar una tienda online

plataformas de tienda online

Las decisiones que tomemos hoy marcarán nuestro futuro, algo que es muy frecuente en el mundo de las tiendas online. Este proceso es algo complejo y muchos se pierden por el camino, cosa que es totalmente normal. Por ello, hemos decidido mostraros las 5 malas decisiones que se pueden tomar al montar una tienda online.

  1. Elegir una plataforma equivocada

Con plataforma equivocada hacemos referencia a aquella plataforma que no dominemos o conozcamos, como la que menos nos convenga por las necesidades que tengamos. Entiendo perfectamente al usuario medio que quiere montar una tienda online y le preguntan ¿Cuál quieres? ¿Magento, WooCommerce, PrestaShop o Shopify? Pues, entiendo que no sepa responder.

Si no sabéis cuál elegir, acudid a un profesional que os oriente bien o leed mucha información acerca de cómo funcionan dichas plataformas.

  1. Modelos de negocio que no sirven

Actualmente, no veo ninguna página web triunfando que tenga un modelo de negocio distinto de los demás. Obviamente, alguna hay funcionando a las mil maravillas, pero, en la mayoría de ocasiones, no suele ser así. Por tanto, huid de los dropshipping, afiliados o cualquier otro modelo de negocio que no tienen mucho “punch” en las tiendas online.

Por último, cuidado con la presencia en Marketplace, la cual puede tener tirón, pero nos inflan a comisiones e impuestos por vender en su web.

  1. Dominio inadecuado

Definimos como dominio inadecuado aquel que contiene caracteres que dificultan la memoria o retención del nombre al usuario medio. Dicho en otras palabras: no escojáis un dominio con muchos números, guiones, barras bajas o cualquier símbolo que complique su memoria al usuario.

Esto es bastante evitable en el futuro con una elección simple y sencilla, ya que el nombre del dominio juega un papel importante a efectos de posicionamiento web.

  1. Hosting malo

Es lógico que, al principio, por no contar con mucho capital, se escojan los servicios más livianos y económicos posibles. Sin embargo, esto puede perjudicaros en demasié, ya que en el futuro vuestra tienda online tendrá más tráfico y necesitará de un buen servidor que soporte el mismo.

Casi siempre vemos que, en temporadas de compras, muchas tiendas online se caen porque no pueden soportar el aumento de tráfico.

  1. Mala elección de profesionales

Lamentablemente, no nacemos aprendidos a la hora de elegir qué diseñador o programador web es bueno o malo. No obstante, podemos hacer uso de internet para conseguir información acerca de ciertos profesionales, ya que hoy en día todos los consumidores de un servicio lo reseñan y dejan constancia de cómo es.

Artículos sugeridos: